Ahora piensa que puedes tener un lugar y un espacio de confianza para profundizar en ti como hombre gay o sexualmente diverso, y en tus relaciones personales (e íntimas) con otros hombres.


Y lo que eso significaría para tu vida

Hay un momento (o varios) en la vida en el que parece que algo empieza a doler más de lo habitual. Como si nos diéramos cuenta de que llevamos algunas piedras en el zapato.

A veces no es que duela nada en concreto, sencillamente sentimos la necesidad de comprendernos un poquito más y mejor. Ahondar en nuestro interior y crecer personalmente. 

Vamos tan rápido que viene bien de vez en cuando parar, mirar, sentir y ordenar un poquito nuestras vidas.

Al final es algo muy sencillo lo que queremos.

Sentirnos a gusto con nosotros mismos, con nuestras relaciones, con nuestra vida.

Además, muchos hombres que tenemos relaciones sexo-afectivas con otros hombres podemos llevar en nuestros zapatos algunas piedras que son diferentes y que tienen que ver precisamente con nuestra condición.

Sea como fuere, es normal y sano que en algún momento todos necesitemos un acompañamiento para empezar a mirar aspectos de nosotros mismos que queremos entender y mejorar.

Por suerte, atrás quedaron esos tabúes sobre que ir a terapia es estar enfermo, loco o algo así. Pues al contrario, más bien ir a terapia es un signo de salud y de compromiso con uno mismo. 

Porque una pregunta importante…

¿Con qué hombre seguro seguro segurísimo que vas a pasar el resto de tu vida?

Entonces si tú eres el hombre con el que fijo te vas a acostar y a despertar cada día de tu vida, pues creemos que es natural necesitar llevarse bien con ese hombre ¿no te parece?

Y llevarse bien significa comprenderlo, respetarlo, amarlo.

Es decir, comprenderte, respetarte, amarte.

Y aquí entramos nosotros, para ofrecerte un acompañamiento específico para hombres gays y sexualmente diversos. 

Un proceso terapéutico en el que nosotros, además de ser terapeutas, también somos hombres que compartimos nuestra intimidad con otros hombres, y bueno…pues tenemos conocimiento y experiencia en esos mundos. 

Hay cosas que vamos a comprender de tus vivencias por nuestra propia experiencia, y sabemos de la sensibilidad y apertura necesarias para acompañar tu camino personal.



¿Yo necesito ir a terapia… o no?

¿Y para qué?



Igual te preguntas si tú necesitas esto de ir a terapia o no. Si realmente lo que a ti te pasa, se pasa o no se pasa.

Pues a esa pregunta, solo tienes respuesta tú mismo.

Pero normalmente, con eso de ojos que no ven… no vale eso de corazón que no siente… más bien podríamos decir… hostión en los dientes.

Es decir, que muchas dificultades o incomodidades no se solucionan con mirar a otro lado.

O lo que es peor… dejando pasar el tiempo.

Ya sabes, eso de que el tiempo lo cura todo… bueno, puede curarlo y también puede empeorarlo si no hacemos nada al respecto.

Para que puedas hacerte una idea, estos son algunos de los temas con los que los hombres comienzan un viaje hacia adentro. Temas de esos que mirando la vida pasar, no se solucionan:

  • Mis relaciones con amigos, familia, trabajo, etc. noto que no funcionan como me gustaría. Me siento vacío.

  • Temas relacionados con masculinidad, sexualidad e identidad sexual.

  • Cuando me acerco mucho a alguien… me doy cuenta de que mis problemas están en cómo me relaciono con mis vínculos más íntimos (pareja, follamigo, amigo con derecho a roce y otros…)

  • Busco la validación del otro, me importa demasiado lo que piensen de mí.

  • Soy tan perfeccionista y exigente que nunca estoy satisfecho con nada.

  • Qué difícil es para mí eso de encontrar pareja y formar vínculos estrechos .

  • Me siento desconectado de mi cuerpo, de mis sensaciones.

  • Mi vida sexual o íntima… no es muy satisfactoria… o directamente inexistente (dificultad de contactar con el deseo, erección, orgasmo, adicción al porno, etc). 

  • Gestión emocional. En todas sus vertientes. Desde no contactar con lo que siento hasta no saber qué hacer con lo que siento.

  • Encontrar mi dirección, dónde estoy y hacia dónde voy.

  • Baja autoestima, inseguridad y/o miedos. Y demás hierbas.

  • Un muro interior que vive dentro de mí. Me aislo.

  • El estrés es como mi sombra, y no sé cómo quitármela de encima.

  • ¿Quién soy yo? ¿Cómo soy yo como hombre?

Bueno, como verás aquí hay un surtido cuétara bastante variado que podría resumirse en una frase muy concreta. 

 Encontrar una forma más nutritiva y amorosa de vivir siendo hombre.

Una cosa importante sobre hacer terapia.

Tú vendrás con un tema, algo a solucionar. 

Pero verás…al final, un proceso terapéutico es algo más. Mucho más.

Es un camino vivo que tiene como recorrido que te conozcas más, que te sientas más libre, más responsable de tu vida, más empoderado, más en conexión con tu autenticidad y con tu cuerpo. 

Aprender a gestionarte, a vivirte, a disfrutarte.

No es poca cosa.

Si te interesa disponer de un espacio de  sensibilidad y confianza para sentirte visto y comprendido, y para poder explorar y expresar sin juicio todo lo que vive en ti, te esperamos.

Si te interesa abrir espacios internos para tener más comprensión de ti mismo y disfrutar de unas relaciones y una vida más auténtica, también te esperamos.

Si te interesa ganar consciencia, sentirte más libre, cuidarte más y amarte mejor, te acompañamos en eso.

Da el primer paso.

Rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo.

    Tus datos se usarán única y exclusivamente para facilitarte información acerca de este servicio

    [anr_nocaptcha g-recaptcha-response]

    Dónde

    Online

    Y también presencial en Barcelona

    Suscríbete a nuestro newsletter y forma parte de nuestra comunidad